Download E-books Gabinete de curiosidades griegas: Relatos extraños y hechos sorprendentes PDF

By James C. McKeown

El propósito inicial del libro parece ser sobre todo el de sorprendernos y entretenernos con una sucesión de historias y textos sobre los más diversos aspectos de los angeles vida y costumbres de los antiguos griegos, desde las normas de etiqueta en los angeles comida o los métodos para perder peso, hasta los rituales para tener éxito en el sexo; desde los angeles fascinación por el deporte olímpico (¿fue un hombre-lobo el ganador del boxeo en una olimpiada?), hasta los crímenes de los angeles policía secreta de Esparta. Todo ello contado a través de testimonios coetáneos e ilustrado con las imágenes de l. a. vida cotidiana que se nos han conservado en l. a. cerámica antigua. Hasta que de l. a. sorpresa inicial pasamos al descubrimiento de que aquel no period tal vez el mundo admirable que se nos ha hecho creer.

Show description

Read or Download Gabinete de curiosidades griegas: Relatos extraños y hechos sorprendentes PDF

Best Ancient Greece books

The Eudemian Ethics (Oxford World's Classics)

An immense treatise on ethical philosophy by way of Aristotle, this is often the 1st time the Eudemian Ethics has been released in its entirety in any smooth language. both vital, the quantity has been translated by way of Sir Anthony Kenny, certainly one of Britain's such a lot exceptional lecturers and philosophers, and a number one authority on Aristotle.

The Economies of Hellenistic Societies, Third to First Centuries BC

This feature of essays by way of key names within the box of old economies within the 'Hellenistic' age (c. 330-30BCE), offers crucial examining for someone drawn to the evolutionary construction blocks of financial historical past within the japanese Mediterranean and neighbouring areas. Case stories examine administration and associations; human mobility and normal assets; the function of other brokers - temples and towns, in addition to rulers - in bettering assets and circulating wealth; the levers exerted by way of monopolies and through disparate prestige teams, together with slaves.

The Rise of the Greek Aristocratic Banquet

Within the upward push of the Greek Aristocratic ceremonial dinner, Wecowski bargains a accomplished account of the origins of the symposion and its shut dating with the increase of the Greek city-state, or polis. commonly outlined as a culture-oriented aristocratic ceremonial dinner, the symposion--which actually ability "drinking together"--was a nocturnal wine get together held via Greek aristocrats from Homer to Alexander the nice.

A Cabinet of Greek Curiosities: Strange Tales and Surprising Facts from the Cradle of Western Civilization

The traditional Greeks have been a superb humans. They gave us democracy, drama, and philosophy, and plenty of types of paintings and branches of technological know-how will be impossible with out their impact. And but, they have been in a position to the main outlandish habit, preposterous ideals, and ludicrous critiques. Like its significant other quantity, a cupboard of Roman Curiosities, this can be an uproarious miscellany of strange tales and evidence, culled from a life of educating historical Greek civilization.

Extra resources for Gabinete de curiosidades griegas: Relatos extraños y hechos sorprendentes

Show sample text content

El suelo absorbe el agua como una esponja en los meses templados y l. a. expulsa durante los meses cálidos. • Alejandro Magno creyó haber descubierto las fuentes del Nilo cuando llegó al río Indo, pues vio que en él había cocodrilos y que crecían unas habas del tipo de las de Egipto (Arriano, Anábasis de Alejandro 6. 1). • Según otra teoría, el Éufrates desaparece en los pantanos y reaparece al sur de Etiopía para convertirse en el Nilo (Pausanias, Descripción de Grecia 2. 5). Los gatos y los ibis eran tan venerados en Egipto que matar a cualquiera de ellos, aunque fuera accidentalmente, podía castigarse con l. a. pena de muerte. Diodoro Sículo cuenta que hacia 60 a. C. vio cómo los angeles multitud asesinaba en Alejandría a un romano que, sin darse cuenta, había causado los angeles muerte a un gato (Biblioteca histórica 1. 83). Ni los magistrados enviados por el rey Ptolomeo ni el temor común de Roma lograron librar al hombre del castigo. Diodoro cube, a continuación, que una reacción tan exagerada no es de extrañar si se tiene en cuenta que los egipcios recurrieron en cierta ocasión al canibalismo durante un período de hambruna antes que comerse a ningún animal sagrado. En Arabia el bosque [de árboles de incienso], dividido en parcelas fijas, se mantiene salvaguardado por los angeles confianza recíproca: nadie custodia los árboles sagrados, nadie roba al vecino. En cambio, �por Hércules! , en Alejandría, donde se manipulan los inciensos, ninguna medida de seguridad basta para proteger eficazmente las instalaciones; los calzones de los operarios llevan una señal distintiva, se les ajusta una máscara a l. a. cabeza, o una redecilla tupida, y se les hace salir desnudos [de los talleres] (Plinio, Historia normal 12. 59). Había una isla llena de criaturas salvajes. Las mujeres eran mucho más numerosas que los hombres y tenían el cuerpo cubierto de pelo. Los intérpretes los llamaban Γóριλλαι (Górillae). Cuando logramos convencerlos, no pudimos capturar a ningún macho, pues treparon a los riscos y se defendieron lanzándonos piedras. Pero capturamos a tres hembras, que mordieron y arañaron a los que se las llevaron contra su voluntad. Las matamos y las desollamos y llevamos sus pieles a Cartago (Hanón, Periplo 18). Dicen que en Libia hay una ciudad de Dioniso con los angeles que no es posible que un hombre dé dos veces (Estrabón, Geografía 7. three. 6). Heródoto [Historias three. one zero one, donde cube también lo mismo acerca de ciertos indios] se equivoca al afirmar que el semen de los etíopes es negro, como si fuera necesario que en los que tienen l. a. piel negra todo fuera negro, y eso que veía que también sus dientes eran blancos (Aristóteles, Reproducción de los animales 736a). Amitrocates, rey de los indios, envió una carta al rey Antíoco, rogándole que le enviara vino dulce, higos secos, y un sofista, mercancías por las cuales pagaría el precio necesario. Antíoco le respondió diciendo: �Te mandaremos los higos y el vino, pero entre los griegos va contra las leyes poner a los sofistas a los angeles venta» (Ateneo, Banquete de los eruditos 14.

Rated 4.07 of 5 – based on 12 votes